Muizen

Este pueblo encantador con su canto de pájaros celestiales, cigüeñas que anidan en la naturaleza, y donde reina un ambiente veraniego eterno, se encuentra al sureste del centro urbano de Malinas. Muizen es conocido por su belleza ecológica y su fauna extraordinaria del Humedal de Malinas y el valle de Barebeek, donde las cigüeñas cazan caracoles, lombrices, saltamontes, escarabajos, ranas, ratones y topos.

Si te adentras en la naturaleza desde el centro del pueblo, con la solitaria torre de la iglesia que sobrevivió a la Primera Guerra Mundial, pasarás junto a hermosas viviendas de entreguerras. Junto al Canal de Muizen, encontrarás el tempo tailandés Wat Dhammapateep, desde donde unos metros más adelante, a la altura de la calle Willendries no encontrarás el Ecuador, sino que cruzarás el 51º de latitud norte. En resumen, merece la pena visitar Muizen.

NO TE PIERDAS ESTO – MUIZEN

1. Torre de la iglesia de San Lamberto

En pleno centro del pueblo, se encuentra un vestigio de la iglesia de San Lamberto, que fue erigida en el siglo XVII. Un cohete alemán V1 destruyó en gran parte la iglesia de San Lamberto. Solamente se salvó la torre. La puedes admirar todavía junto a la nueva iglesia de San Lamberto de la década de 1960.

Kerktoren Sint-Lambertus

2. Arcadia

En Muizen, encontrarás una «Arcadia», un país imaginario lleno de flores, frutas, bosques y aguas claras. En este enorme terreno, el propietario tiene como objetivo elaborar un proyecto agrícola, un ecosistema que pueda sostenerse a sí mismo. Nació con pasión por la naturaleza, los animales y el medioambiente, y lo quiere compartir lo más posible con los demás. Aquí encontrarás una zona de acampada, una pista para burros, el álamo negro más antiguo de la provincia de Amberes, colmenas, un hotel de insectos, un huerto y mucho más.

Arcadia

3. Valle de Barebeek

En el extenso y cambiante paisaje del valle de Barebeel encontrarás una bellísima avenida de sauces. Los prados que se inundan regularmente atraen a muchas aves acuáticas y aves caradriformes. Muchas de estas aves migran en ciertos periodos entre esta hermosa naturaleza y el vecino Humedal de Malinas. También las cigüeñas son visitantes habituales del valle de Barebeek, donde cazan ratones y topos como alimento. En este entorno, podrás dar un hermoso paseo por la naturaleza.

Ooievaars in de Baarebeekvallei - ©Dirckx